UNA NOCHE DE PERREO Y FUEGO LATINOAMERICANO

Estuvimos en la presentación del nuevo disco de Madre Chicha junto a Anita Pacheco y Uyuni. Por Ayelén Zucotti.

La noche comenzaba de temprano a sentirse cálida. Coreografías de lxs cuerpxs se sentían desde lejos, eran las melodías de Uyuni que estaban revoloteando en el aire haciendo danzar a todx aquel que pasara cerca.

Así Madre Selva se comenzaba a alborotar al ritmo de la chacarera que pronto dio un giro inesperado, pero natural, y aparecen en la pista Anita Pacheco x Aries una dupla que explotó sin preguntas y redobló la apuesta en el segundo tema invitando a un grupx de bailarinxs del palo del Dancehall. Bailarinxs que no aceptaron un no como respuesta y al tercer tema interpelaron al público bien de cerca. Perreo abajo del escenario, espontáneo y lleno de color dieron todo lo que Anita estaba relatando en voz. Lo dieron todo. Contagiaron todo, rompiendo todo límite. Pues que ahora la noche ya no puede volver atrás. ¡Había que seguir danzando!

Amor, amor, y la primavera que se hace sentir floreciendonos en una calidez ya subida de tono, desafiante y necesaria. Y es allí cuando Madre Chicha hace resonar “urgente, urgente, maten al presidente” lo que ante el contexto actual hizo que un grito infinito respondiera al unísono. Eramxs muchxs allí unidxs abrazándonos, porque entre perreo y perreo nunca olvidamos que somxs Latinoamericanxs.

La performance al estilo Madre Chicha impecable para empalmar entre canción y canción hacía emerger a un sitio cada vez más cálido; un imperfecto técnico, hizo que Madre Selva cantara vibrante cada letra, al punto de sentirnos un Madre Chicha por un instante.

La temperatura sigue aumentando, y lxs chichas parecen querer explotar el termómetro y hacen subir a lxs Vitamina para detonar el lugar en un volcán de fuego con Oigala compay.

El tema del videoclip recientemente estrenado, hizo encender a las pibas. “Mi cuerpx es libre eu quero danzar (…) salgan del armario, va caer, va caer (…) y cuando estés bailando ya cayó, ya cayó, ya cayó, oh oh oh” canta Paz, dejando un estado inexplicable en el ambiente.

Madre Chicha mantuvo el fuego hasta el final, para darle lugar a las pistas de Eliaxxx que tomaron toda la vibra del perreo incandescente hasta que salga el sol.

Nota por Ayelén Zucotti.

Foto de instagram de Madre Chicha, por @baich_john.