TODO LISTO PARA LA TRADICIONAL “FIESTA DE SAN JUAN”

Entrevistamos a Coqui Podestá y Gabriela Manfredi, artistas y docentes de la Escuela de Bellas Artes.

Este viernes 22 de junio la Casa Balear de Villa María realizará, como todos los años, la tradicional “Fiesta de San Juan” que incluye una gran fogata y quema de monstruos. La cita será a las 19:30 hs a orillas del lago en Villa Nueva, en la playa detrás del anfiteatro villamariense y participará por tercer año consecutivo la Escuela de Bellas Artes “Emiliano Gómez Clara” con la realización de monstruos gigantes para su quema.

En esta ocasión, además de la participación de la Escuela de Bellas Artes, quienes sus estudiantes realizan el monstruo a quemar, también participará el Conservatorio Provincial de Música Felipe Boero, interpretando canciones españolas alusivas a las fogatas.

También habrá un sector de “food trucks” y los asistentes podrán concursar por la mejor foto tomada en la fogata, donde para participar tendrán que enviar la imagen vía redes sociales al Facebook Casa Balear Villa María.

Por otra parte, en esta ocasión se invita a los asistentes a arrojar a las llamas papeles escritos con lo que se pretende dejar atrás o de lo que uno quiera desprenderse, y lo que no se quiera para el nuevo año, dando tres saltos seguidos para ahuyentar a los malos espíritus.

Pero para saber más sobre la parte artística que incluye esta celebración, hablamos con las artistas y docentes de la Escuela de Bellas Artes, Coqui Podestá y Gabriela Manfredi, quienes nos adelantaron las características del monstruo de este año, entre otras cosas.

Entrevista

¿La temática de la creación de monstruos sigue siendo la misma?
Coqui Podestá:
Seguimos con la misma temática de los años anteriores aunque esta vez le sumamos el concepto de “quemando miedos”. Trabajamos de forma grupal con los chicos de la Tecnicatura en Artes Visuales y los del Profesorado, tuvimos una primera etapa de dos o tres semanas donde se realizó el proceso hacia los bocetos y donde cada estudiante debía ilustrar sus propios miedos de forma individual.

Luego con estos dibujos individuales se buscó un hilo conductor y elementos en común que lleven a una sola figura que sería el cúmulo de todos estos miedos.

¿Y los materiales con los que trabajaron son los mismos que años anteriores?
Coqui Podestá: 
No, este año trabajamos con un solo personaje y con otra técnica, si bien se trabajó con materiales que posteriormente se puedan quemar, lo estético fue diferente. Para esta ocasión no se utilizó la cartapesta ni la pintura sintética, como los años anteriores, sino que se utilizaron telas de colores y ramas recicladas de la poda de árboles de la escuela.

¿Por qué decidieron cambiar la pintura y la cartapesta por telas y ramas?
Gabriela Manfredi:
Este proyecto también es un espacio donde nosotros volcamos contenidos curriculares entonces está bueno ir experimentando diferentes formas de trabajar y aplicar diferentes técnicas. Por otra parte, este año está específicamente abordado desde las cátedras de Escultura, por lo cual se tomó esta asignatura como núcleo a través del cual se fueron ensamblando las demás cátedras.

Años anteriores tenía una impronta más pictórica, entonces este año el desafío era a través de los materiales y el propio volumen aportar a la imagen final.

¿De dónde obtuvieron los materiales?
Coqui Podestá: Las ramas utilizas fueron de una poda grande que se hizo en la escuela, por un momento pensábamos que íbamos a necesitar más pero como tenemos un parque grande fue más que suficiente. Con respecto a las telas, muchas trajeron los chicos y además tenemos la carrera de Indumentaria que nos facilitaron bastante material también.

¿Además de los estudiantes de las tecnicatura trabajaron con niños?
Gabriela Manfredi:
 Sí, este año también como novedad, se sumaron dos grupos de niños y niñas de los talleres infanto-juvenil, y ellos interactuaron conjuntamente con los más grandes, diseñaron sus propios monstruos y parte de la textura fina la hicieron ellos. Eso es para destacar, porque son cosas que no se ven en el resultado final pero fueron parte importante del proceso.

¿También participaron estudiantes de Diseño Gráfico?
Coqui Podestá: Sí, también este año sumamos a la gente de diseño, que una vez definido el boceto ellos tuvieron el trabajo de realizar una especie de catálogo del monstruo, desde la asignatura de Paula Gentile. La idea es recopilar toda la información del proceso, del diseño y la creación.

Gabriela Manfredi: A nosotros nos sirve porque nos queda un registro, un catálogo armado y a ellos les sirve porque trabajan con un cliente real, por así decirlo.