“EL NUEVO SONIDO DE LA BANDA SE DIO DE MANERA NATURAL”

Hablamos con Tomy, integrante de Onda Vaga, antes de su presentación en Villa María.

Este viernes 9 Onda Vaga vuelve a Villa María para presentar su nuevo y cuarto trabajo discográfico “OV IV“, álbum de quiebre en la carrera de la banda ya que experimentan con nuevos sonidos y dejan de lado su característico formato acústico. La cita, que además contará con la presentación de Madre Chicha, será en el Salón Dorado a partir de las 23: hs.

Tras 10 años de carrera Onda Vaga a demostrado un gran potencial musical y compositivo así como también festivo, y base de sus grandes canciones ha logrado un crecimiento notable que aún no tiene techo. Disco tras disco han mostrado facetas diferentes dentro de su estilo fogonero, lo que les valió giras por Europa, diferentes premios y distinciones en nuestro país y hasta tocar y llenar el Mítico Luna Park.

Ahora en su nuevo material discográfico titulado “OV IV” (Onda Vaga 4, por su cuarto álbum), se desligan de su característico sonido acústico y suman bajos, guitarras eléctricas, samplers, sintetizadores y baterías, entre otros instrumentos que llevan a sus canciones hacia otro lugar pero sin perder su esencia.

Este es el álbum que estarán presentando este viernes en el Salón Dorado (Naciones Unidas y Costanera) junto a Madre Chicha, Fer Cheein con los Manca Sala y un Dj set compuesto por Manu Sé, El Fauto y Lóbó. Las entradas se pueden conseguir a $250 en Arde Troya (Buenos Aires 1154).

Pero para saber más sobre la banda, su nuevo disco y su presentación en nuestra ciudad, estuvimos hablando con “Tomy”, Tomás Justo Gaggero, uno de los integrantes y compositor de Onda Vaga. Les dejamos a continuación la entrevista:

¿En qué momento los encuentra este regreso a Villa María?
Nos encuentra en un buen momento, a diez años de que se inició la banda, habiendo sacado el cuarto disco. Acabamos de volver de una gira por Europa y ahora nos queda por delante presentar este álbum por toda la Argentina y por los lugares de Latinoamérica a los que podamos ir.

¿Cómo fue el proceso hacia este nuevo sonido de la banda, con más instrumentos y más eléctricos si se quiere? ¿Fue una decisión o se fue dando naturalmente?
Fue de manera natural, pero la decisión fue dejar que esa naturaleza siga su curso. Nosotros en los primeros discos respetábamos el formato acústico de la banda e intentábamos plasmarlo. Ya a partir del tercero, nos empezó a importar menos eso y bueno ya en el cuarto mucho menos. Usamos samplers, sintetizadores, guitarras eléctricas… y es natural, simplemente son herramientas para generar otra cosa, tampoco es que dijimos “bueno vamos a hacerlo distinto”, son cosas como que estamos en el estudio y hay una guitarra eléctrica y dan ganas de grabarla.

¿Eso influye en el proceso compositivo inicial de las canciones?
No la verdad que no, yo personalmente cuando hago una canción, puedo imaginarme el ritmo y esas cosas pero después veo cómo visto a la canción. Y creo que a los pibes les pasa lo mismo, lo vemos después a eso. Es interesante porque un mismo tema puede tener muchas formas distintas, muchos vestidos diferentes.

La primera vez que vinieron a Villa María tocaron en un lugar chiquito y sin ningún micrófono ni partlantes o amplificadores. Sin cables, ¿Cuáles crees que son las principales diferencias entre aquel Onda Vaga justo a punto de explorar con el de hoy?
Por suerte las diferencias son principalmente estéticas, y digo por suerte porque la unidad del grupo sigue fortalecida, estamos con ganas de seguir haciendo música y la mejor que podamos hacer. La diferencia que veo, la más notable, es justamente la que mencionaste vos, que aquella primera vez tocamos desenchufados, con instrumentos que podían sonar desenchufados y ahora no, ahora tocamos con micrófonos, con bajo, con guitarra eléctrica, samplers y eso.

Y bueno, que somos 9 años más viejos (risas).

¿Cómo creen que fue recibido el nuevo disco, más allá de la crítica, por parte del público y sus seguidores?
Yo creo que bien, la verdad que nunca estoy muy atento a eso. Nosotros quedamos muy conformes y de repente los amigos que nos dan su opinión, nos han dicho cosas buenas. Pero no estoy muy atento a eso, espero que bien.

En este disco incluyeron un productor, lo cual no es algo habitual en ustedes, ¿Por qué decidieron contratar a uno y en especial por qué el elegido fue Ezequiel Kronenberg?
Nos dio una mirada de un tipo que tiene experiencia en la música, sensible, muy buen músico y muy buen productor. Necesitábamos una sexta mirada, porque siempre fuimos cinco decidiendo cosas y esta nueva perspectiva homogeneizaba las decisiones sonoras. Nos ayudó a encontrar el camino.
Ezequiel trabajó mucho con Lucas Martí, que es alguien a quien nosotros apreciamos, además tiene su banda Rosal, todas referencias buenas, produjo discos que nos gustan como suenan.

¿Cómo les ha ido en sus giras por Europa? ¿Para qué tipo de público tocan, es gente de Argentina/Latinoamérica residiendo allá o también generan un público europeo propiamente dicho?
Justamente eso es algo que observé en la última gira, luego de haber ido varias veces con la banda, me di cuenta que se ha generado un público oriundo de los lugares a donde vamos. Es decir, en los recitales de España hay mayoría españoles, en Berlín berlineses, y así. Cosa que me llamó la atención y me pareció copado saber que, por ejemplo, llegamos a Granada y hay granadinos que escuchan nuestra música que nos estaban esperando. Me parece muy alentador.

Vinieron unas 3 o 4 veces a Villa María, la primera justo antes de que explote la banda, ¿Qué recuerdos tienen de esos shows en nuestra ciudad?
Todas las veces que fuimos se lo debemos al Chulo, y si la primera vez creo que no había explotado como vos decís y eso es por la visión que tiene el Chulo, él tiene una visión musical muy buena, es un tipo que está muy atento a las movidas que surgen, y no necesariamente a la parafernalia que rodea una banda o solista. Entonces gracias a él fuimos la primera vez y gracias a él vamos a ir el viernes.

Han crecido mucho en estos 10 años de carrera, ¿Cuáles son los objetivos que se plantean a futuro como banda?
En principio lo que nos planteamos es no estancarnos en ninguna de las formas, seguir haciendo la mejor música posible, la más inspirada posible. Y después el resto creo que se va dando, no sé, te podría decir tocar en River y esas cosas, pero ya la verdad tuvimos mucho y estamos agradecidos con lo que pasó.
Ahora simplemente es eso, seguir haciendo música, evolucionando, seguir inspirados y conectados en la producción musical.

¿Con qué tipo de show se va encontrar la gente que los vaya a ver este viernes en Villa María?
Y mirá, vamos a tocar de todo, creo que el marco es una fiesta, vamos a intentar hacer un show lo más festivo posible y lo más sentido posible. Vamos a tocar la mayor cantidad de temas posibles del último disco y clásicos  de discos anteriores.